Consumo sostenible de ropa y juguetes

Consumo sostenible de ropa y juguetes

TECNOLOGÍA AL SERVICIO DEL CONSUMO SOSTENIBLE

Los niños crecen muy rápido y con el paso del tiempo, hay que renovar de nuevo innumerables objetos: ropa, juguetes, mobiliario, etc. Muchos de estos productos están en perfecto estado cuando dejan de ser útiles para las familias, que buscan cómo seguir con la evolución de las necesidades de sus hijos. Ya no se trata únicamente de ahorrar, sino de consumir de forma sostenible.

 

intercambia ropa, juguetes y muebles

impulsa el consumo responsable

Desde los tiempos más antiguos que se recuerdan, las personas se han prestado, regalado, vendido o intercambiado aquellos productos que necesitaban para sus hijos. ¿Quién no ha recibido, por ejemplo, una cuna o un cochecito de un pariente o un compañero del trabajo? Estas acciones, perfectamente válidas, se limitan al alcance de conocidos y a un ámbito de proximidad. Al trasladar este hecho tan cercano a desconocidos, y hacerlo mediante Internet y las redes sociales, nace el consumo colaborativo. Sin ser nada nuevo, extiende las posibilidades, aportando confianza entre desconocidos, mediante aplicaciones y servicios especializados.

 

El consumo colaborativo nace como resultado de la crisis, la ubicuidad de las nuevas tecnologías y una mayor preocupación por el medioambiente. Existen tres categorías según el servicio: pago por uso (se paga por aquello que se utiliza, por ejemplo ir en bici con Bicing, alquilar el coche de un vecino mediante Socialcar o dormir en caso de otra persona con Airbnb), estilos de vida colaborativos (no precisan de dinero, son por ejemplo los bancos de tiempo o las webs de favores, como trampolinn una plataforma de intercambio de casas) y mercados de redistribución (un producto útil pasa a otra persona, ya sea gratis o por un precio simbólico, normalmente para cubrir los costes de ofrecer el servicio).

 

LOS NIÑOS CRECEN, SU ROPA NO

 

Dentro de la categoría de redistribución de productos, y pensando en las familias, nos ha encantado la web www.grownies.com  facilita el intercambio de ropa infantil en desuso, de recién nacido hasta 8 años, entre todas las familias que residen en España, en definitiva, es un ejemplo claro de Consumo sostenible de ropa y juguetes . Las familias únicamente cubren los portes de transporte para recibir ropa de otras familias, que se encuentran en su misma situación. De este modo, se respeta al medioambiente, de forma solidaria entre las personas.

 

¿Quieres saber más formas de ahorrar en tu economía doméstica?

¡suscríbete a nuestra newsletter!

Related Posts with Thumbnails
Authored by: canguroencasa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *