El poder de la actitud: el positivismo

El poder de la actitud: el positivismo

Ayudar a crecer a un niño y a una Start-up tiene 3 P’s en común: Pasión, Positivismo y Paciencia.  Hace algún tiempo hablamos de la pasiónHoy, el Positivismo.

Un niño nunca es negativo. Un niño no piensa mal. Un niño piensa que todo le saldrá bien. Que nadie le fallará. Que puede conseguir lo que quiera. Un niño, es en definitiva, el positivismo hecho humano. Pero su entorno (sus padres, sus “profes”, las leyes de la física) nos empeñamos en decir y hacer lo posible para demostrarles que no.

Este fin de semana hemos decorado la casa de nuevo. Es el primer año que lo hacemos juntos “P” se pone de puntitas para llegar a los adornos que hay en la ventana, aunque le falte medio metro aún para llegar. “P” me mira, señala hacia una zona indeterminada y me llama, porque seguro que yo sabré lo que quiere! “P” va gateando hacia cualquier persona que le riñe, se pone de pie y le suelta una sonrisa enorme diciendo “venga, déjate de rollos que soy un sol”. “P” se sube a su bicicleta como puede, pensando “esta vez sí que me llegarán los pies al suelo para empujarme. Esta vez sí que sabré bajar sin pegarme un tortazo”. “P” huye de los niños que gritan y lloran, y gatea veloz hacia las personas que sonríen. Y, por encima de todo, “P” es feliz.

 

el positivismo como actitud

Todos deberíamos ser como ellos. Deberíamos pensar que todo lo que hacemos nos va a salir bien. Deberíamos perseguir lo imposible convencidos de que es posible. Deberíamos transmitir esto a todos los que nos rodean. Deberíamos intentar una y otra vez lo que perseguimos hasta conseguirlo. Deberíamos alejarnos de las personas negativas y acercarnos de las positivas. Deberíamos ser felices con lo que tenemos (gran Dan Gilbert)

 

Cuanto estás transformando un grupo, buscas eso: fijarte metas inalcanzables y luchar por conseguirlas. Por un lado, fijarte una Misión y una Visión: que queremos hacer y dónde queremos llegar. Por otro, ver qué valores tienes como ecosistema y cuales quieres tener. Perseguir tu Plan A hasta la extenuación, y cuando no es posible, hacer que tu Plan B pase a ser tu Nuevo Plan A Mejorado. Hacer pruebas, experimentos, tests y todo lo que puedas. Escuchar a nuestros promotores. Ser felices con lo que hacemos y con lo que tenemos.

El positivismo es una herramienta con la que nacemos, con la que nos desarrollamos, pero ¿se va perdiendo? ¿o por el contrario se va adquiriendo? ¿Qué nos hace más optimistas o pesimistas? ¿más negativos o positivos? ¿Es una cuestión biológica, psicológica o de aptitud?  ¡Hablaremos de ello próximamente!

 

 

 

Related Posts with Thumbnails
Authored by: canguroencasa

There are 2 comments for this article
  1. Elena at 7:34 pm

    Hola. Estoy interesada en este trabajo. Me gustaría poder ponernos en contacto para detallar información. Gracias. Un saludo.

  2. canguroencasa Autor at 2:32 pm

    Hola Elena, para responder los anuncios de trabajo debes hacerlo desde el propio perfil del anuncio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *