Una casa segura

Una casa segura

*post patrocinado por Legálitas 

Una casa segura es la ambición de todos, el bienestar y el confort del hogar es una finalidad que se puede ver resuelta gracias a diferentes tipos de seguros del hogar…

Las coberturas de un seguro de hogar se configuran en torno a dos conceptos: continente y contenido.

 

El continente es la propia vivienda como construcción: Como ejemplo del continente podemos decir que en el vienen incluidas las paredes, puertas, armarios empotrados, etc.

 

Por el contrario el contenido engloba lo que tenemos en la vivienda, es decir, todo tipo de posesiones del asegurado que se encuentren dentro de las paredes de la vivienda. Por ejemplo los muebles, los cuadros y electrodomésticos forman parte del contenido.

 

Si vivimos de alquiler, probablemente solo nos preocupemos por el contenido. Pero si de lo contrario somos los propietarios de la vivienda, posiblemente tendremos que contratar las dos coberturas para conseguir la mejor protección.

Este seguro también debe cubrir los daños por la responsabilidad civil o los daños que se puedan causar desde la vivienda del asegurado a otras personas o sus bienes, como por ejemplo la caída de objetos desde las ventanas o balcones, dejar un grifo abierto que inunde un piso inferior, etc.Cuando contratamos un seguro de hogar, nos planteamos en muchas ocasiones que es lo que debe estar cubierto y que no. Las coberturas que nos ofrecen los diferentes tipos de pólizas que se incluyen para proteger una vivienda son realmente diferentes y engloban un extenso conjunto de distintas características.

 

comodidad de casa

una casa segura es bienestar

Dependiendo del tipo de vivienda y el uso que se le vaya a dar, hay diferentes tipos de pólizas que se adaptan más o menos a las necesidades de los asegurados, dado que por ejemplo la necesidad de protección no será misma si se vive de alquiler o si se trata de una casa propia. Tampoco sería igual si se trata de la vivienda habitual o si es segunda vivienda.En las “condiciones particulares” del contrato, figuran las coberturas o garantías contratadas. Y antes de firmar también debemos consultar el “condicionado general” de la póliza, que es donde se describen estas coberturas, y en el que suelen figurar determinados límites y exclusiones a las mismas.

Un tema importante a tener en cuenta es la cobertura de daño accidental, o todo riesgo del hogar. La póliza ampara los daños ocasionados a los bienes asegurados, pero siempre que estos se produzcan por las causas cubiertas en el contrato (incendio, robo, daños por agua,..). No todos los seguros cubren el daño accidental (por ejemplo, que se nos caiga el ordenador al suelo al cambiarlo de sitio), por tanto, si no tenemos contratada esta cobertura, dichos accidentes fortuitos no quedarán cubiertos.

Todos estas cuestiones podrán estar cubiertas gracias a Légalitas y la multitud de servicios dedicados al hogar, consulta aquí todas las posibilidades y ventajas que tienes por ser usuario de CanguroenCasa.

También os recordamos el post que le dedicamos a las compras de rebajas, ya que si has tenido algún problema ¡os podemos ayudar!

Legálitas Abogados

abogados

           

Joaquin Salvador Martinez-Aedo, abogado de Legálitas

Related Posts with Thumbnails
Authored by: canguroencasa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *