Las alergias en niños y bebés

Las alergias en niños y bebés

 

¿Por qué surgen las alergias alimentarias, a pólenes, a antibióticos, al asma, a la dermatitis atópica entre otros? ¿Qué pueden hacer los padres?

 

En los últimos años las patologías alérgicas están aumentando y sobre todo aumentan en los países desarrollados.

La suma de múltiples factores hace que las alergias aumenten y hoy en día hay muchas teorías que lo intentan explicar.

Una de las teorías más aceptadas es la Higienista, parece que estamos diseñados para vivir en un mundo que nos ataca constantemente y así estimulamos el funcionamiento de nuestro sistema defensivo. Pero como actualmente el ambiente cada vez es más limpio, no llegamos a contactar con los miles de microorganismos que llegaban a contactar a nuestros antepasados y nuestro sistema inmunitario se resiente.

Ante la falta de uso, otros órganos se atrofian como por ejemplo los músculos en las inmovilizaciones prolongadas cuando tratamos una fractura ósea.

Que nuestro sistema inmunitario se atrofie sería peligroso pues tarde o temprano alguna infección podría acabar con nosotros. Es decir, nuestro sistema inmunitario debe mantener un nivel de actividad y si en el medio en el que vivimos no encuentra estímulos adecuados empieza a buscarse otros para estar activo: en esta búsqueda da por buenos estímulos no adecuados.

Uno de los estímulos que ha ido desapareciendo es el de los parásitos intestinales. De hecho, los pediatras cuando revisamos un análisis de sangre y cómo están las defensas, cuando encontramos un tipo de células llamadas eosinófilos (las especializadas en la lucha contra los parásitos) siempre pensamos en parásitos primero y en alergias después pues son también las células más frecuentemente implicadas en las reacciones alérgicas.

Estas células, en poblaciones que no tienen parásitos como la clase media alta de los países desarrollados; no tienen nada que hacer y buscan otros “elementos extraños” a los que enfrentarse, de los que defenderse.

 

La alergia puede manifestarse de muchas formas, en función de la predisposición de cada uno y de la forma con que cada uno contacta con el agente capaz de producir la alergia.

Las localizaciones más frecuentes son las tres puertas/barreras de entrada que tenemos en el cuerpo: la piel, las vías respiratorias y la vía digestiva.

Formas de manifestación de la alergia

En piel suelen aparecer: eccemas, prurigo, urticarias.

En las vías respiratorias: rinitis, bronquitis

En la vía digestiva: alergias a los alimentos con vómitos, diarreas o simplemente estancamiento en la ganancia de peso.

En los ojos también son frecuentes las conjuntivitis.

Independientemente de cual sea el foco inicial de la reacción alérgica, dependiendo de la intensidad de respuesta del sistema inmune puede extenderse a cualquier otra localización y a veces hacerse generalizada y muy intensas como en el Shock anafiláctico.

 

 

Un post patrocinado por Tu pediatra online 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Related Posts with Thumbnails
Authored by: canguroencasa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *