¿Qué hacer ante un despido?

¿Qué hacer ante un despido?

Enfrentarse a un despido, especialmente en los tiempos que vivimos es algo difícil. Ser capaz de hacerlo de forma objetiva es fundamental para que podamos defender nuestros intereses de la forma más adecuada.

Si estás en esta situación o conoces a alguien que lo esté, ten en cuenta qué hacer ante un despido.

 

El primer consejo es perder el miedo a recibir la documentación que se nos quiera entregar, ya que esta documentación le será muy útil a nuestro abogado, si bien debemos firmar la carta de despido como “no conforme”, para dejarnos la puerta abierta a posibles reclamaciones, especialmente sobre la indemnización y el finiquito al que se pueda tener derecho. La firma únicamente deja constancia de que la hemos recibido.

 

Debemos tener un cuidado especial si el despido ha sido de los denominados despidos por causas objetivas de tipo económico, productivo, organizativo y de la producción. En estos despidos, en general, se utilizan justificaciones por las empresas de tipo económico, basadas en situaciones financieras, contables y cifras económicas, difíciles de entender en muchas ocasiones por el trabajador.

 

El plazo para interponer demanda por despido es de 20 días hábiles a contar desde el día siguiente a aquel en el que se produce el despido del trabajador, considerándose inhábiles sábados, domingos y festivos, además del 24 y 31 de diciembre, según el Estatuto de los trabajadores. En cuanto a la forma de comunicar el despido, este debe ser comunicado por escrito, en la carta que se debe entregar al trabajador deben figurar los hechos que motivan el despido y la fecha de efectos. El empresario debe comunicar a los representantes de los trabajadores, si los hay, el despido realizado.

 

En la actualidad con los avances de las nuevas tecnologías hay empresarios que están utilizando las redes sociales o el WhatsApp para comunicar despidos. Es importante saber que estos despidos no tienen validez legal, ya que para que un despido se pueda considerar válido, el Estatuto de los Trabajadores exige que la comunicación se haga por escrito y de manera fehaciente, detallando la fecha de efecto del despido y los argumentos que motivan esa decisión.

 

Por otro lado, a partir del despido surgen otras cuestiones asociadas al mismo, como el derecho al cobro del “paro” y otros subsidios de desempleo. Una creencia generalizada es que si se interpone una demanda por despido el trabajador no podrá solicitar el desempleo. Esto no es cierto. El ejercicio de la acción contra el despido no impide que se produzca el nacimiento de este derecho. Finalizado el “paro”, cuya duración máxima puede ser de hasta veinticuatro meses, en función del tiempo cotizado, surgen las opciones de acudir a diversas formas de subsidio, de carácter asistencial, en función, en casi todos los casos, de la continuidad de la situación de desempleo y la ausencia de ingresos del propio desempleado y/o de la unidad familiar en la que pueda estar integrado. Debemos saber que la Administración tiene obligación legal de tramitar y responder cualquier solicitud de ésta índole, sin que sea válida la denegación de cualquier derecho de otra forma que no sea la formal, escrita y motivada.

Post generado por Emilia Sánchez Quiles, abogada de Legálitas

Related Posts with Thumbnails
Authored by: canguroencasa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *