Hay niños que, de vez en cuando, tienen dificultades para tragar, ¿por qué?

Hay niños que, de vez en cuando, tienen dificultades para tragar, ¿por qué?

La imposibilidad o la dificultad de tragar los alimentos, es decir, de deglutir, se llama Disfagia. Es un proceso delicado y complejo del sistema nervioso central en diferente tramos como la boca, la faringe, la laringe y el esófago hasta que llega al estómago.

Cualquier cambio puede causar esta dificultad al tragar. Según la edad y la parte afectada, los síntomas varían: comer lentamente, intentos de tragarse los alimentos de un solo bocado, dificultad para coordinar la succión y deglución, arcadas durante la ingesta, babeo, tos o atragantamiento durante o después de comer o beber, cansancio, dificultades respiratorias, regurgitaciones o vómitos  frecuentes, salida de alimentos o líquidos por la nariz mientras se come o después, estornudos frecuentes después de comer, hipo, pérdida de peso.

Si el niño pierde peso o hay un estancamiento con su peso, hay que comprobar que está dificultando su crecimiento.

También hay que verificar si el rechazo del alimento es debido a un enfado o para crear atención.

Por otro lado hay que tener en cuenta que no existan alergias alimentarias.

En principio no hay que forzar a comer, es difícil morirse de hambre con la nevera llena. 😉

Aun así, hay que acudir al pediatra, pues en muchos casos hay que descartar enfermedad orgánica: respiratorias, digestivas e incluso neurológicas.

Si quieres hablar con un pediatra, entra en www.tupediatraonline.com/consulta-ahora y un pediatra te llamará inmediatamente.

Related Posts with Thumbnails
Authored by: canguroencasa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *